LA “INCUBADORA”

La incubación que proponemos, incluye la clásica capacitación académico profesional de nivel universitaria, pero adaptada a distintos niveles de formación educativa, de los futuros asociados. Es decir que se tiene en cuenta a todo el sistema formal de educación y que va desde  la capacitación de personas analfabetas hasta profesionales universitarios con posgrado. Obviamente en distintos formatos.

 

A esta capacitación de la incubadora, se la acompaña con algo de mayor importancia ya sea para el futuro asociado o el que ya este formando parte de una cooperativa  y  constituye  columna vertebral de la incubadora, es decir la cultura del ejemplo

 

Dicha cultura del ejemplo, se traduce o manifiesta en que no capacitamos, ni asesoramos, desde un aula universitaria o articulada a una casa de estudio, ni como funcionarios estatales,  sino que lo hacemos desde una CTPU (Cooperativa de trabajo de profesionales universitarios) y respetando las incumbencias laborales propias de cada una de ellas o coordinando las mismas,  lo cual significa además de un ejemplo,  una sinergia o afecto muy especial,  dado que estamos compartiendo,  con asociados o futuros asociados, allí en la realidad social, en la lucha, en la actividad de todos los días,  los escenarios o   trincheras mismas del cooperativismo, toda vez que somos integrantes de cooperativas de trabajo, con aspiraciones de tamaño mediana o grandes.

 

Nuestra propuesta de incubación surge a partir de convenios basados, en  actividades  multidisciplinarias de estas tres cooperativas de trabajo, las que funcionaran como “incubadoras”, ellas son;

 

  1. La cooperativa de Informática (www.coprinf.com.ar)
  2. La cooperativa de abogados – G.P.- ( www.abogadoscoop.com.ar)
  3. La cooperativa de contadores y profesionales en ciencias económicas  -G.P-. (www.coproce.com.ar).